jueves, 24 de marzo de 2016

Macri y Obama: dos oratorias diferentes. El análisis de los discursos.

http://internacional.elpais.com/internacional/2016/03/23/argentina/1458761444_630012.html
http://internacional.elpais.com/internacional/2016/03/23/argentina/1458761444_630012.html


Tan parecidos como diferentes Mauricio Macri y Barack Obama se mostraron juntos en la Casa Rosada. 

Ambos son hijos de inmigrantes que llegaron a la Presidencia de sus países siendo todavía hombres jóvenes y padres de hijas pequeñas. 

Sin embargo, su oratoria no podría ser más diferente, cosa que ambos aprovecharon para poder mostrarse como complementarios.

Ya en la primera toma Obama, desde el lado derecho, cerró el apretón de manos "dominando" la foto. Macri pudo cruzarse y abrazarlo para equilibrar esa imagen, como indican los libros en estos casos, pero dejó que el lucimiento de su par norteamericano fuera total.

Antes de ese apretón de manos ambos subieron las escaleras de la casa de gobierno, distendidos y sonrientes, conversando afablemente y sin traductor; aunque durante toda la visita nuestro presidente mostraba en sus hombros la carga de tener que recibir al hombre más poderoso del mundo. 

Mientras Obama exhibía una amplia sonrisa genuina, con orbicular y cigomático mayor trabajando en conjunto (comisuras hacia arriba y ojos achinados) Mauricio lo hacía con mayor cautela, preocupado porque todo saliera perfecto.

http://www.elmundo.es/internacional/2016/03/23/56f2cec122601d45488b4571.html
Macri, con su timidez habitual, se puso tenso para la foto con Obama que lució una vez más su “premeditada” soltura, la misma que le hizo ganar innumerables debates y dos elecciones presidenciales. 

A la hora de los discursos protocolares siguieron el juego de opuestos complementarios.

Macri de a ratos no sabía qué hacer con las manos, entrelazándolas más de lo aconsejado, del otro lado Barack Obama parecía un manual de lenguaje no verbal, que leía con solvencia como si improvisara, impactaba con una postura absolutamente abierta, utilizaba todo su cuerpo para enfatizar sus respuestas y hasta mostró su “mítica” bola curva. Un estudiado ademán en el que emula el lanzamiento del béisbol para dar mayor relevancia a sus dichos.

Un párrafo aparte merece la ronda de preguntas, allí el mandatario americano se mostró primero, levemente desacomodado por la pregunta de Liliana Franco al punto de acomodar los micrófonos “a lo Cristina”, luego retomó la vertical y hasta pudo hacer gala de su rapidez para aprovechar una pregunta para dar su speech sobre terrorismo. Sin embargo tuvo un momento de zozobra ante la demanda por la participación americana durante la dictadura, tras lo cual además de un gesto adusto con mandíbula apretada, se tiró hacia atrás y tomó aire como para sumergirse a bucear en aguas profundas.

En el cierre Barack, casi como un conductor televisivo, le recordó a Macri que tenían que responder la pregunta elegida de Facebook; así tras otra extensa respuesta de Obama; Mauricio opuso una brevísima y una vez más nuestro presidente se transformaba en el perfecto opuesto complementario.

Como cuando era un joven empresario y dejaba que Donald Trump le ganara al golf, para negociar mejor, Macri hizo todo lo posible para que Obama se luciera en su visita a Buenos Aires.

José María Rodríguez Saráchaga.
Especialista en oratoria y lenguaje no verbal
http://www.clarin.com/politica/Macri-Obama-oratorias-diferentes_0_1545445775.html